Tue24

Tipos de válvulas para agua potable

Creado por Branding en September 24, 2019 en Fontanería | 0 comentarios

Uno de los elementos clave en las instalaciones de fontanería son las válvulas de agua potable. Fabricadas en metal, aleaciones metálicas o polímeros, se emplean para diversas funciones, como por ejemplo abrir o cerrar el paso del agua por una conducción, una acción imprescindible para la sustitución de una tubería o para su reparación. A continuación conoceremos los diversos tipos de llaves de paso de agua potable para instalaciones de edificios que existen, además de en qué es necesario poner la atención cuando se debe elegir una.

valvulas-blog

 

¿Qué tipos de válvulas para agua potable existen?

 Para agua potable, los tipos de válvulas que se emplean son las de bola o esfera, las de compuerta y las de mariposa (obturador). A continuación vamos a conocerlas en más detalle:

 

  • Válvula de bola o esfera. Este tipo de llaves de paso son las más utilizadas en el ámbito de las edificaciones residenciales. Pueden ser de dos o tres vías y cuentan con un cierre esférico giratorio y una bola en su interior con un lateral perforado. Cuando se gira en una dirección, esa incisión se alinea con el paso del agua, mientras que, cuando se gira en la opuesta, la llave se cierra y el orificio permanece en sentido manera perpendicular a la entrada y a la salida del agua, lo que impide que fluya.

 

  • Válvula de compuerta. Esta llave de paso de agua potable no se utiliza para la regulación o estrangulamiento del líquido y tiene su mayor utilización con fluidos sin interrupción y limpios, como al agua potable. Permite la circulación del fluido alzando una compuerta o cuchilla redonda o rectangular. De funcionamiento sencillo y bajo coste de instalación, en este tipo de válvulas la compuerta se ajusta al cierre por completo, lo que permite obtener una absoluta estanqueidad e impide que exista la posibilidad de fugas. Siempre debe permancer abierta o cerrada por completo.
  • Válvula de mariposa. Esta llave de paso, que destaca por su versatilidad, es útil para detener o regular la circulación del agua potable en una tubería, incrementando o aminorando la sección de paso mediante una placa que gira en un eje. A esta placa se la suele llamar mariposa, de ahí el nombre de la válvula. Para abrirla por completo sólo es necesario ejercer una rotación de 90 grados del disco. La llave de paso de agua potable de mariposa siempre está contenida en el interior de la propia conducción y cuando está abierta por completo presenta una baja pérdida de carga. Debido a la búsqueda del mayor ahorro energético posible, esta última característica ha hecho su introducción y difusión haya ido en aumento.

 

¿Cuál es la principal diferencia entre estos tipos de válvulas?

 

La principal diferencia que distingue a unos tipos de válvulas para agua potable de otras es cómo cortan el paso del agua. Esto tiene su origen en la forma del obturador. Para hacer la maniobra de apertura y cierre, las válvulas de bola y de mariposa se caracterizan por un cierre rápido. Las de compuerta, sin embargo, normalmente requieren accionar el volante varias veces. Por otro lado, en este último caso el cierre es más lento.

 

¿En qué es necesario fijarse antes de elegir una u otra válvula para una instalación?

 

Las válvulas de bola son las que cuentan con una mayor difusión, en especial cuando se trata de un uso destinado a diámetros pequeños y medianos, hasta 2 ½. Por otro lado, hay que recordar que existe un tipo de llave de paso para agua potable completamente distinta a las anteriores que se han mencionado, las llamadas válvulas de regulación o válvulas de control. Con ellas es posible regular el caudal.

 

Aunque cuenta con dispositivos externos independientes, como termómetros o termostatos, cuenta con dos componentes fundamentales; el cuerpo y el actuador. El primero controla el paso del fluido alterando la zona de paso por la que éste circula, mientras que el segundo genera la fuerza requerida para que tenga lugar una alteración en la obertura de la válvula. Para que el control de estos dispositivos sea completo y eficiente, su funcionamiento suele ser automatizado. Las válvulas de regulación se dividen, principalmente, en válvulas limitadoras de caudal y válvulas limitadoras de presión. Las primeras se emplean sobre todo para el abastecimiento de aguas, mientras que las segundas se utilizan en edificaciones en un 70% de los casos.

 

New call-to-action