Wed31

Cuándo debo utilizar una válvula de compuerta

Creado por Branding en July 31, 2019 en Fontanería | 0 comentarios

Una válvula de compuerta es un  dispositivo que utiliza una compuerta o cuchilla para permitir el paso del agua. Esta compuerta o cuchilla (rectangular o redonda) se acciona levantándose o bajándose. El sello de las válvulas de compuerta se realiza asentando el disco en dos zonas que están situadas en los dos contornos del disco, uno por cada cara. Las caras del disco pueden tener forma de cuña o discurrir de manera paralela. A diferencia de otro tipo de válvulas existentes, como por ejemplo las de control, o las de presión de condensación, la válvula de compuerta no se utiliza para la regulación de los flujos de agua.

En este artículo te mostraremos qué es una válvula de compuerta, cuales son sus funciones y qué ofrece Válvulas Arco, así como los materiales que las componen y el mantenimiento de éstas.

Funciones de la válvula de compuerta

Las válvulas de compuerta se emplean para caudales rectilíneos o con una pequeña restricción de paso del fluido. Abren o cierran, al igual que lo hacen las válvulas de bola, y se suelen emplear en abastecimiento de agua o en riegos, en general para agua fría. Su utilización es sencilla y ofrecen mayor capacidad que otras alternativas. Este tipo de válvulas cuenta con un cierre hermético que garantiza un funcionamiento correcto y sencillo, además de aportar escasa resistencia a la circulación.

 A pesar de que existen válvulas de paso completo y de paso restringido, por lo general se puede afirmar que estos dispositivos suelen tener la compuerta cerrada. En el momento en el que la válvula se encuentra abierta, la cuchilla o compuerta está situada en la parte sobrante de la válvula, por lo que el espacio que permanece abierto es de las mismas dimensiones que la conducción en la que está colocada.

Colocar la válvula de compuerta en un lugar en el que sea habitual abrir y cerrar el flujo del agua no es aconsejable, puesto que se trata de un proceso lento y que puede llegar a desgastar el dispositivo con motivo de la fricción que se produce. Además, requiere de grandes actuadores que no resultan fáciles de automatizar.

 

Tipos de válvula de compuerta

Válvulas Arco ofrece soluciones eficientes para distintos tipos de usos. En el caso de las llaves de compuerta, cuenta en su catálogo con dos modelos de elevadas prestaciones; Arco dispone de válvulas de compuerta metálica o de goma. Ambas forman parte de la serie STOP, que por sus materiales y diseño se adecúan al uso en redes de distribución de agua y a todas las aplicaciones que requieran detener el flujo de agua.

bench-environment-farm-730923

Para su instalación, se debe sujetar la válvula por los extremos de las conexiones, nunca por la parte central para evitar deformaciones en los componentes internos y que la válvula pueda resultar dañada de manera permanente. Pueden instalarse tanto en posición vertical como en horizontal. Para un correcto funcionamiento es recomendable realizar una maniobra completa de cierre y apertura periódico.

 

Materiales de la válvula de compuerta

Existen distintos tipos de materiales para la fabricación de válvulas de compuerta. En general se puede distinguir entre materiales de fundición, que se usan en válvulas destinadas a redes de suministro, y el latón, que se emplea para uso general. Los materiales deben cumplir la Norma UNE-EN 1074-2 para válvulas para el suministro de agua y presentar los requisitos de aptitud al uso y ensayos de verificación apropiados. Cuanta mayor sea la calidad de los materiales, más amplia será su vida útil y más sencilla será su maniobrabilidad.

-Quizá te interese: Características de la válvula perfecta en fontanería-

Mantenimiento de la válvula de compuerta

La llave de compuerta ofrece un funcionamiento sencillo y tiene un bajo coste de adquisición en comparación con otros dispositivos, y es esta sencillez lo que la convierte en un elemento muy utilizado. Tienen como inconveniente que, una vez dañadas, son complicadas de reparar. Por ello el mejor mantenimiento es el realizar un uso correcto de ellas. Por ejemplo, no deben usarse para propósitos de estrangulación ni para regulación del flujo de agua, ya que siempre están, o completamente abiertas, o completamente cerradas. Hay que tener presente que una de sus desventajas es que generan cavitación con baja caída de la presión.

Un buen mantenimiento de este tipo de válvula pasa por efectuar un cierre y una apertura completa cada 3 meses. Esta frecuencia debe incrementarse para aguas con durezas superiores a 50 grados franceses.

 

Nuevo llamado a la acción