Fri28

Funcionamiento de las válvulas termostáticas para radiadores

Creado por Branding en September 28, 2018 en Calefacción | 0 comentarios

Ajustar de forma correcta la temperatura de una vivienda se traduce de forma automática en ahorros. La eficiencia energética tiene, así, importantes beneficios para el usuario y también para el medio ambiente.

Beneficios de las válvulas termostáticas

Para lograr una correcta eficiencia energética en instalaciones de calefacción cada elemento juega su papel, y entre todos ellos instalar válvulas termostáticas en radiadores es uno de los más importante.

Como ya sabemos, las válvulas termostáticas son los elementos que regulan el flujo de agua que circula en el radiador en función de la temperatura deseada, controlando así la emisión de calor que producen, adecuándolo a las necesidades de cada momento y de cada habitación.

Funcionamiento de una válvula termostática

Si el objetivo es controlar la temperatura deseada que necesita emitir un radiador para calentar una estancia, en primer lugar efectúa una medición de la temperatura de la estancia.

A partir de ahí, si existe una diferencia entre la temperatura de esa habitación y la seleccionada en el radiador, hay dos opciones: si la temperatura seleccionada es mayor a la de la estancia, el mecanismo abrirá el paso del agua al radiador para aumentar el aporte calorífico. Si la temperatura seleccionada para la habitación es menor que la real, el mecanismo cierra el paso del agua hacia el radiador y así reduce el calor emitido, equilibrando la temperatura hasta lograr la seleccionada por el usuario.

Cuando la temperatura de la habitación es igual a la temperatura seleccionada, el mecanismo mantiene su posición, con el mismo caudal de agua caliente.

Componentes

Para comprender mejor su funcionamiento, es importante conocer de qué está compuesta una válvula termostática.

La válvula incorpora un actuador sobre el que se acopla el cabezal termostático. Este cabezal, que puede ser de líquido o cera, es sobre el que se prefija el valor de temperatura deseado y es el que acciona el actuador para conseguir mayor o menor apertura de caudal.

Tipos de válvulas termostáticas

Válvula termostática con cabezal manual

Mediante mando giratorio con escala del 1 al 5 normalmente. Lo debe manipular individualmente el usuario para escoger la temperatura aproximada. Una válvula termostática con cabezal manual suele disponer de la siguiente escala:

    • En la posición 1 la temperatura es de 14°C
    • En la posición 2 la temperatura es de 18°C
    • En la posición 3 la temperatura es de 21°C
    • En la posición 4 la temperatura es de 23°C
    • En la posición 5 la temperatura es de 25°C

cabeza termostatica

Cabeza termostática V3 de la serie TEIDE TERMO PLUS, de Válvulas Arco

Válvula termostática con cabezal electrónico

En este caso cuenta con un panel donde se programa la temperatura deseada. Es lo que se conoce como radiador programable, puesto que generalmente permite elegir, no sólo la temperatura exacta, también el horario en que se puede poner en funcionamiento y su apagado.

Válvula termostática con cabezal electrónico a distancia

Este es el siguiente paso en la domótica para viviendas, conocidos como radiador WIFI. También permite elegir la temperatura exacta y los horarios de encendido y apagado, pero se puede hacer remotamente, con un teléfono inteligente o a través de WIFI.

Los radiadores programables mediante un panel o los radiadores WIFI suponen la evolución en el manejo de los cabezales y las válvulas termostáticas, y dan un control absoluto al usuario de la instalación. Permiten aumentar la eficiencia energética, puesto que se pueden programar para que, con el menor gasto posible, calienten determinadas estancias en horas puntuales.

 Puede que te interese: Qué es el detentor

El RITE (Reglamento de Instalaciones Térmicas de los Edificios) recomienda instalar válvulas con cabezales termostáticos en salones y dormitorios, pero no en todas las estancias, por ejemplo en los baños. Esto es debido a que si se instalan este tipo de válvulas en todos los radiadores de una vivienda con calefacción central y se cerrasen todos a la vez la caldera se quedaría sin circulación, lo que generaría problemas de funcionamiento.

Igualmente, la normativa recomienda cambiar las antiguas válvulas sencillas de los radiadores por válvulas termostáticas, para mejorar el confort de la vivienda y aumentar su eficiencia energética.

En Válvulas Arco contamos con la más amplia gama de válvulas termostáticas, con kits de instalación para radiadores y adaptables a todo tipo de viviendas.

 Nuevo llamado a la acción