Tue12

Gama válvulas de retención de Arco

Creado por Válvulas Arco en May 12, 2020 en Fontanería | 0 comentarios

ARCO trabaja para ofrecer las  soluciones más efectivas y de mayor seguridad para las instalaciones de agua potable. Uno de los elementos fundamentales para ello son las válvulas de retención, que impiden por completo el paso del fluido en un sentido del recorrido.  Además de en fontanería, también pueden usarse en calefacción, equipos de bombeo y otras muchas aplicaciones. Por eso, es importante conocer sus características principales y funcionamiento.

Imagen 1-1

Válvulas de retención ARCO

Las válvulas de retención están diseñadas para su aplicación en dispositivos que necesitan evitar el retroceso de un fluido en su recorrido. Se pueden usar en instalaciones de agua potable y en las de agua  caliente sanitaria. Calefacción, riego etc..

Hay que empezar distinguiendo dos tipos de válvulas de retención:

  • Válvula de retención con muelle
  • Válvula de retención con clapeta metálica

Características principales

Cuentan con un eje longitudinal centrado y funcionan a una presión nominal de 16 bar y una presión de ensayo de 25 bar, siempre con un rango de temperaturas de entre 0ºC hasta 80ºC. Su émbolo resulta muy resistente al desgaste por funcionamiento y a cualquier tipo de impacto.

Otro factor importante de estas  válvulas de retención es su doble estanqueidad interior y exterior. El émbolo en posición de cerrado, unido a una junta de forma, garantiza su capacidad de retención interior. Por otro lado, su estanqueidad exterior se consigue gracias a la unión mecánica de su cuerpo y del lateral, que los deja completamente sellados.

Hay que tener en cuenta que estas válvulas pueden instalarse tanto horizontal como verticalmente,  el único requisito obligatorio para su correcto funcionamiento es que se siga el sentido de  la flecha que se puede ver en su cuerpo.

 Funcionamiento de la válvula de retención de muelle abierta y cerrada

Cuando el agua avanza en el sentido correcto el muelle se contrae dejando pasar el agua. Cuando el agua va a contracorriente el embolo se encuentra cerrado por la acción del muelle y no puede pasar en sentido contrario al deseado.

Esquema_valvula_01

Notar en segundo dibujo que el cuerpo de la válvula de retención Arco se ensancha para generar una baja pérdida de carga.

¿Para qué se usan?

Entre los principales usos de este modelo de válvula de retención de agua destaca su aplicación en redes de distribución, así como en grupos de impulsión de agua y de presión para edificios.

Eso sí, es importante tener en cuenta que nunca deben emplearse en circuitos de aguas residuales, ya que podrían llegar a obstruir el funcionamiento del mecanismo de retención.

Gran duración y poco mantenimiento

Los acabados y el sistema de fijación del obturador de estas válvulas de retención de clapeta oscilante de ARCO aseguran su larga durabilidad en la instalación. De hecho, pueden llegar a soportar más de 200.000 ciclos de servicio en las condiciones establecidas para su adecuado uso.

También merece la pena señalar que estas válvulas no necesitan de ningún tipo de mantenimiento. únicamente se recomienda instalar, a  modo de prevención en algunos casos, un filtro para evitar que las partículas en suspensión puedan impedir su funcionamiento.

La válvula de clapeta de ARCO

Se trata de un tipo de válvula de retención de agua con cierre de goma, especialmente diseñado para prevenir el flujo en un circuito en sentido inverso al deseado.  Con este objetivo, una válvula de clapeta oscilante de la serie STOP de ARCO se usa, sobre todo, en las instalaciones de redes de distribución de agua potable y riego.

Características de funcionamiento

Este tipo de válvulas se basan en el uso de una clapeta metálica con junta de goma como obturador, gracias a la fuerza de la gravedad. De esta manera, impiden que el fluido vaya en la dirección no deseada cuando se mueve.

Estas válvulas de retención regulan el paso de agua potable con una presión nominal de 16 bar y una presión de ensayo de 24 bar, en una rango de temperaturas que va de los 0ºC a los 85ºC, excluyendo siempre la congelación. Es importante señalar que no se pueden aplicar en circuitos de aguas residuales, ya que sus partículas podrían obstruir el funcionamiento del mecanismo de retención.

Funcionamiento de la válvula de clapeta abierta y cerrada

Cuando el agua avanza en el sentido correcto el muelle se contrae dejando pasar el agua.

Esquema_valvula_02

Elementos de las válvulas de clapeta oscilante

El diseño de este tipo de válvulas cuenta con los siguientes elementos:

  • cuerpo, lateral y compuerta elaborados en Latón Europeo CW617N 
  • arandela de Latón Europeo CW614N
  • junta
  • disco sellante
  • tornillo

Todos estos elementos siguen la normativa europea para garantizar en todo momento su correcto funcionamiento y la seguridad de las instalaciones en que se aplican

Instalación de las válvulas de clapeta

Las válvulas de retención de agua de clapeta de ARCO solamente pueden colocarse en posición horizontal y siguiendo la dirección del flujo que marca la flecha  grabada en su cuerpo para garantizar su correcta integración en la instalación.  Su uso es limitado normalmente, la válvula de clapeta se emplea para agua de riego que puede tener partículas en suspensión mientras que para fontanería y climatización esta más extendido el uso de válvulas tipo Retención.

Además, los profesionales que vayan a efectuar la instalación de este tipo de válvulas deben tener especial cuidado en sujetarlas por su extremo. Una presión excesiva en su parte central  puede acabar provocando deformaciones en sus componentes internos que afecten a su funcionamiento

El uso de las válvulas de retención de ARCO es un requisito indispensable para un gran número de instalaciones de fontanería. Sus diseños innovadores, el uso de materiales de primera calidad, su fácil instalación y su gran durabilidad sin necesidad de mantenimiento específico las convierten en uno de los recursos más eficientes para el control de fluidos.

Nuevo llamado a la acción