Thu27

Qué es el grado de dureza del agua y cómo afecta a las instalaciones

Creado por Branding en June 27, 2019 en Fontanería, Tuberías y accesorios | 0 comentarios

El grado de dureza del agua está determinado por las propiedades que presenta y por su composición química. A pesar de la importancia que tiene este factor, en muchas ocasiones se desconoce que la dureza del agua potable de la zona sobre la que trabaja una red de distribución de agua potable es un factor clave en muchos ámbitos, pero se puede medir fácilmente  A continuación conoceremos qué es el grado de dureza del agua y de qué manera influye ello en las instalaciones.

pexels-photo-1458671

¿Qué es la dureza del agua?

La concentración de carbonatos es la que hace que podamos diferenciar entre diferentes tipos de agua en función de su dureza. ¿En qué grado se puede decir que el agua es más o menos dura?. Podemos distinguir entre distintos grados de presencia de minerales, en especial del calcio y del magnesio, aunque no solo de ellos. Las cantidades de iones de calcio y de magnesio que, en forma de carbonato o bicarbonato, estén disueltos en el agua, determinan el contenido en cal del agua.

La clasificación de aguas se realiza de la siguiente forma: aguas blandas (concentración menor de 50 mg/l de carbonato cálcico); aguas duras intermedias (concentración entre 150 – 100 mg/l de carbonato cálcico); aguas duras (entre 100 y 200 mg/l de carbonato cálcico); y aguas muy duras (con más de 200 mg/l de carbonato cálcico). En nuestro país, las provincias localizadas en las proximidades de la costa son las que presentan aguas más duras, ya que se abastecen de agua con mayor concentración de minerales y sedimentos. La menor mineralización, y por ello las aguas blandas, se encuentran en las zonas de montaña, en las que son arrastrados por ellas menos componentes.

 

drops-of-water-578897_640

 

Algunos síntomas de que el agua es dura y, por lo tanto, de que tiene una alta concentración de cal, se pueden detectar con facilidad en la propia vivienda. Es el caso de una reducción de fuerza en el calentador de agua, una menor salida de caudal de agua por los grifos o la comprobación de que se generan pequeñas piedras en los filtros. También la necesidad de consumir mucho detergente puede alertar sobre las aguas duras.

Relación entre la dureza del agua y la salud y métodos para ablandarla 

Los estudios en profundidad de los que se dispone no establecen una relación entre problemas de salud y el consumo de aguas duras. En algunos casos, incluso, se ha podido comprobar que llegan a aportar magnesio y calcio en proporciones significativas dentro de la ingesta recomendada por persona y día. A pesar de ello, existen distintos tipos de operaciones destinadas a eliminar la dureza del agua, llamadas suavizado de aguas o ablandamiento. El método más habitual es el del uso de un descalcificador, empleando carbonato de sodio, o de potasio, y cal. El uso de resinas de intercambio iónico ha demostrado su utilidad. Con ellas se sustituyen los iones calcio y magnesio por iones de sodio

 

-Quizás te interese: Por qué debemos tener en cuenta la dureza del agua en fontanería-

Cómo afecta la dureza del agua a las instalaciones

La dureza del agua afecta a instalaciones como las tuberías y las válvulas porque reduce su rendimiento, ya que la cal se deposita en su interior, lo que da lugar a incrustaciones y depósitos de carbonatos. Esto hace que el paso del agua se vea reducido y ralentizado, lo que genera un aumento en la pérdida de carga. Por otra parte, los electrodomésticos ofrecen un rendimiento menos eficiente y son más propensos a sufrir averías. Por ejemplo, las lavadoras y los lavavajillas ven afectadas las resistencias eléctricas, en las que se genera calor.

 

water-2825771_640

 

Los circuitos abiertos, especialmente los de agua caliente, son los que sufren una mayor corrosión, mientras que los circuitos cerrados, como la calefacción, no se ven afectados por los efectos de niveles de dureza del agua elevados (siempre llenar el circuito de calefacción con agua potable a la que se pueden añadir aditivos, nunca agua de pozo)

Válvulas Arco y la serie Vitaq

Válvulas Arco es especialista en el diseño y fabricación de sistemas de regulación y control de agua, gas y calefacción en todo el mundo. Todas las válvulas de Arco están adaptadas a las distintas durezas del agua, aunque destaca, especialmente, la serie Vitaq, ya que ofrece una resistencia aún mayor y es la más adecuada para aguas duras.

El sistema Vitaq prolonga la vida útil de las válvulas porque previene las incrustaciones de la cal. Un polímero antical es la causa de todo ello, ya que todo el sistema, así como el eje y la bola, están fabricados con él, lo que significa, además, que las maniobras se efectúan de manera suave. Este polímero cuenta con idénticas características de estanqueidad que otros materiales usados, como el latón, y mantiene constante el caudal del agua a lo largo del tiempo, además de ser ecológico, reciclable y ofrecer una baja pérdida de carga.

La instalación de válvulas Vitaq, junto con el uso de un descalcificador, o la dosificación de producto químico como un polifosfato, es idónea para suavizar o eliminar la dureza del agua, evitando también los inconvenientes que este tipo de agua implica.

 

Nuevo llamado a la acción