Tue30

Cómo influyen las llaves de radiadores en la calefacción de una vivienda

Creado por Branding en October 30, 2018 en Calefacción | 0 comentarios

Las llaves de radiador de agua controlan el paso del agua y permite la entrada del agua caliente al radiador. Dependiendo del tipo de instalación de calefacción, contaremos con un tipo específico de válvulas.

llave de radiadores para calefaccion

Funcionamiento básico de los radiadores

Entre los sistemas de calefacción, uno de los más habituales es el sistema de radiadores de agua que funciona mediante un generador que calienta el agua y la impulsa para distribuirla a través de los distintos radiadores hasta su retorno, generando así un circuito cerrado.

Los radiadores de agua siguen manteniendo su popularidad debido a su reducido coste y su eficiencia para calentar los espacios. Entre los distintos tipos de instalaciones las más comunes son los sistemas bitubo, por la que una tubería conduce agua caliente desde el generador o caldera y otra tubería lleva el agua de retorno hacia la caldera.

El agua es calentada por la caldera a unos 80 ºC aproximadamente, por lo que los componentes de la instalación deben tener una calidad certificada y poder soportar fluidos a altas temperaturas durante una vida útil prolongada.

La generación de agua caliente de un radiador funciona al transmitir el calor del agua a través de las paredes metálicas del radiador al aire. Este proceso hace que se creen corrientes de aire por convección, se desplaza el aire caliente hacia arriba y el aire más frío hacia abajo. Se crea un ciclo que se repite hasta alcanzar una temperatura uniforme en todo el local.

En la instalación, los radiadores se colocan en superficies bajas para permitir que se produzca la transferencia de calor por convección. Otro aspecto a tomar en cuenta sobre la ubicación del radiador, es que suelen colocarse en la pared más fría y si hay ventana en el espacio se colocaría debajo de ella. La ubicación permitirá conseguir que la temperatura del espacio sea lo más uniforme posible.

 

Importancia de las llaves de los radiadores

las llaves son necesarias para poder realizar mantenimientos y abrir o cerrar el paso del agua. Existen distintos tipos de llaves o válvulas en la instalación que veremos a continuación:

 

Llave de entrada

La posición de la llave de entrada varía según el tipo de radiador que se haya seleccionado. Los radiadores de tipo estándar, igual que los radiadores con panel doble y los radiadores compactos, suelen tener la entrada situada en el lateral.

valvula de escuadra roscar

Válvula de escuadra roscar de Válvulas Arco

En el caso de los radiadores toalleros, en la mayor parte de las ocasiones los fabricantes de radiadores la suelen situar en la sección inferior. Otros modelos pueden tener la llave de entrada en la zona inferior central. Las llaves de accionamiento manual para radiadores se utilizan en instalaciones individuales o colectivas de calefacción.

Las válvulas de la serie TEIDE TERMO PLUS de Válvulas Arco son dispositivos que regulan y controlan el flujo del agua en los distintos radiadores en las instalaciones de calefacción del tipo bitubo de forma independiente.

 

Detentor

Es la llave que suele estar ubicada en uno de los extremos inferiores del radiador y es un dispositivo conocido como detentor. El detentor básicamente es una válvula que permite su regulación y tiene el objetivo de funcionar como dispositivo de equilibrado del sistema del radiador.

Los detentores están diseñados para funcionar totalmente abiertos, cerrados o en puntos intermedios pero la regulación del detentor siempre corresponde a los profesionales. Es importante recordarles a los usuarios finales que no deben manipular el dispositivo, siendo muy importante para el equilibrio en los sistemas bitubo.

 

Llaves y cabezales termostáticos

Este tipo de llaves permite regular la temperatura del radiador y controlar el gasto en energía, puesto que permiten seleccionar la temperatura.

Quizá te interese: Las válvulas de radiador: qué debemos tener en cuenta

Cuando la estancia de la vivienda ha llegado a la temperatura deseada, la válvula se cierra y no deja pasar el flujo de agua para que la temperatura del radiador se incremente. Otra ventaja de las válvulas termostáticas es que permiten calentar cada zona de la casa de forma individual.

Los cabezales termostáticos pueden ser manipulados por el usuario y sirven para escoger la temperatura aproximada. Con una escala del 1 al 5 normalmente, se regula la temperatura que se desea tener el espacio.

 Nuevo llamado a la acción