Tue10

¿Por qué hacen ruido las tuberías cuando abro los grifos?

Creado por Branding en September 10, 2019 en Fontanería, Tuberías y accesorios | 0 comentarios

El ruido de tuberías es uno de los más molestos que puede percibirse en una vivienda, y son muchos los propietarios que aseguran sufrirlos con asiduidad. Si este desagradable sonido se origina cuando abrimos los grifos del agua corriente en alguno de los baños de la casa, en la cocina, o en otros puntos con distribución de agua potable, estamos ante una señal del que puede ser un problema de cierta importancia. Descubre a qué se debe este fenómeno y qué se puede hacer para solucionarlo antes de que vaya a más.

POST aRCO

¿Cuál es la causa del sonido que se produce en las tuberías?

Los distintos ruidos que se producen en el interior de las conducciones de agua potable de nuestra vivienda pueden responder a distintas causas. A continuación explicaremos cuáles son las principales:

 

Presencia de aire en el circuito

Cortar el agua durante un tiempo, por ejemplo para sustituir una pieza de la instalación de fontanería, o para realizar la sustitución de algún elemento, puede dar lugar a que entre aire en el circuito. También es algo común cuando se han pasado días fuera de casa, por ejemplo en vacaciones, y después de ese periodo de tiempo se vuelven a abrir los grifos; ese silbido se debe a la acumulación de aire en el interior de los conductos. Otra de las razones por las que se produce este fenómeno es la liberación del oxígeno que contiene el propio agua cuando la temperatura del agua desciende y, al mismo tiempo, la presión aumenta. Si contamos con una bomba de agua, el proceso de aspiración o succión también puede ocasionar la entrada de aire en las tuberías. Los cambios de presión en las conducciones de agua, así como los cambios bruscos de pendientes, también pueden derivar en la aparición de bolsas de aire, que tienden a ubicarse en las zonas altas y en las derivaciones. No muy común en circuitos cuando abro los grifos.

 

El golpe de ariete

En el momento en el que un grifo o una válvula se cierra de repente, frenando la circulación de agua por las conducciones, se origina una presión que pasa a la válvula y a las paredes de las tuberías. Cuando esta presión, que también puede tener como origen cualquier otro cambio brusco de velocidad del flujo del agua y que se mueve en dirección contraria a la de salida del líquido, se topa con algún elemento sólido, regresa buscando espacio, de manera que si no lo encuentra, daña con menor o mayor gravedad la instalación, ya sean las propias tuberías, las válvulas o los grifos. Entre las causas más comunes de los golpes de ariete, llamados también choques hidráulicos, están una elección errónea de las válvulas en la instalación o cambios bruscos en el suministro del agua que afecten a la presión. Es la principal causa de ruidos

-Quizá te interese: ¿Por qué se produce un golpe de ariete?-

 

Dilatación por el contacto con el agua caliente

En ocasiones el agua a una elevada temperatura puede dilatar una tubería, lo que hace que se produzcan roces con las abrazaderas y los anclajes. Este fenómeno suele dar lugar a un sonido similar al de un chirrido.

 

¿Cómo resolver los ruidos en las tuberías?

La presencia de aire en las tuberías ocasiona una pérdida del caudal del agua, así como una menor eficiencia de las tuberías y de los electrodomésticos que emplean agua para su funcionamiento. La solución pasa, en cada caso, por averiguar cuál es la razón de que se produzca ese ruido en las tuberías.

La mejor forma de evitar los golpes de ariete es anticipándose a ellos, de manera que la instalación sea lo bastante flexible y resistente como para aguantar alteraciones en la presión. En las bombas se recomienda reducir la presión. Si los problemas de este tipo ya suceden, se puede proceder a la instalación de válvulas de retención, conocidas también como válvulas antirretorno o válvulas check para tratar de paliar el problema. Para asegurar que el corte del agua sea progresivo, también se puede recurrir a  válvulas de asiento. Los tanques de oscilación, en sistemas complejos con tuberías muy largas, son una buena solución.

Blog-arco-tuberias-2

 

En cuanto a la entrada de aire en las tuberías, existen aditivos químicos que impiden que el PH del agua aumente demasiado, una reacción por la que se incrementa el volumen de aire que se encuentra en las conducciones. Una alternativa a esta operación es cerrar la llave de paso principal e ir abriendo, uno a uno, cada grifo de la casa. Cuando deja de fluir agua por ellos, se vuelven a cerrar de uno en uno siempre comenzando, en el caso de una casa de varios pisos, por el que esté localizado en la planta más baja. Por último, se vuelve a abrir el suministro de agua. Por otra parte, debemos comprobar que todos los elementos que forman parte de la instalación de fontanería se encuentran en perfecto estado de funcionamiento, anclando correctamente las tuberías si es necesario.

 

Nueva llamada a la acción