Wed26

Qué es y para qué sirve el detentor de un radiador

Creado por Branding en September 26, 2018 en Calefacción | 0 comentarios

Un detentor es una llave o válvula regulable situada en uno de los extremos inferiores del radiador. El detentor es el dispositivo de equilibrado de la instalación.

En un sistema doméstico de calefacción los radiadores son uno de los elementos principales. Del número de módulos y su ubicación depende en buena medida la eficiencia a la hora de calentar una estancia.

 

Un circuito de calefacción doméstica tiene un funcionamiento sencillo, con un mínimo mantenimiento, pero es en los pequeños detalles donde se hace la diferencia, y el correcto mantenimiento, con apenas unas pautas, hará que todo funcione a la perfección.

Si entramos más en profundidad a conocer los elementos de un radiador, podremos observar que tiene una llave o válvula de entrada y otra de salida, llamada detentor, que regula el flujo de agua en la salida del radiador equilibrando la instalación.

En algunos casos, los sistemas de calefacción antiguos no cuentan con este importante dispositivo, trayendo consigo varios problemas a la hora de mantener la temperatura deseada en cada estancia o en el momento de realizar el mantenimiento o la sustitución de un radiador.

radiador y detentor

Detentor Escuadra Roscar de Válvulas Arco 

¿Qué es un detentor?

El detentor es el dispositivo de equilibrado de la instalación, básicamente una válvula regulable situada en uno de los extremos inferiores del radiador, cuya misión es regular el caudal de agua en su salida y el tiempo que ésta permanece dentro de los elementos que conforman el radiador. Suele estar ubicado en uno de los extremos inferiores del radiador.

El detentor tiene dos funciones principales:

  • Permite regular el caudal circulante de agua en la salida de cada radiador. De esta forma el instalador puede equilibrar la instalación en función de la habitación de la vivienda en la que esté instalado, manteniendo así un grado de confort adecuado en cada estancia sin que afecte la distancia a la que se encuentra ésta de la fuente de calor.
  • Permite cerrar la salida de agua del radiador, en caso de mantenimiento, sustitución o reparación. Esto permite no tener que vaciar todo el circuito de agua, facilitando las tareas.

Normalmente el instalador suelen dejar totalmente abierta la llave de entrada al radiador y regular la salida milimétricamente con el detentor actuando sobre su obturador habitualmente con una llave tipo Allen. Este diseño suele impedir que el usuario final actúe sobre lo que no debe y garantizamos que nuestro sistema de calefacción funcione adecuadamente.

El detentor es una pieza fundamental para la instalación de radiadores

 

¿Se debe instalar un detentor en cada radiador?

Un detentor permite que disfrutemos de un nivel de confort adecuado en cada una de nuestras estancias independientemente de la distancia a la que estas se encuentren de la caldera. Es muy recomendable que cada uno de nuestros radiadores cuente con un detentor en cada radiador.

Con un detentor, y su correcto uso, se puede independizar cada uno de los radiadores del circuito de la calefacción central.

 

¿Qué ocurre si un radiador no tiene detentor?

Si el radiador no tiene detentor, ante una avería o sustitución, aunque se corte la llave de entrada de agua, ésta seguirá fluyendo por el circuito, por lo que habrá que vaciar la instalación completamente.

Esto tiene dos consecuencias: la primera es el trastorno y el trabajo de vaciar de agua todo el circuito. La segunda es que al llenarlo de nuevo se pueden producir algunas fugas, pero sobre todo, el agua nueva puede corroer las tuberías con mayor probabilidad que la que contenía anteriormente.

 

Detentor: ¿abierto o cerrado?

El detentor es la válvula que regula la salida del agua del radiador. Si hay una habitación de la vivienda en la que tiene cerrado el paso de agua porque no la usa, no es necesario cerrar también el detentor, puesto que el agua no entra al radiador, no hay circulación y por lo tanto no hay calor.

La correcta regulación del detentor de calefacción siempre será tarea de un profesional especializado. Los usuarios finales no deben manipular este artilugio. El detentor es el dispositivo de equilibrado de los sistemas bi tubo de calefacción, uno de los elementos más importantes y normalmente el único sobre el que actúa el instalador para rematar su trabajo.

 Nuevo llamado a la acción