Tue28

Tipos de sistemas de instalación de calefacción.

Creado por Válvulas Arco en July 28, 2020 en Fontanería | 0 comentarios

Lograr un ambiente cálido en casa pasa por tener la instalación de calefacción adecuada. Su elección depende de factores como las características de la vivienda y la fuente de energía de la que se dispone.


smart-home-3317442_1280

¿Qué tipos de sistemas de instalación de calefacción existen? 

Conocer los distintos tipos de sistemas de calefacción existentes, y en qué se diferencian, permite decidir  la opción más adecuada para cada caso.

 

Sistemas de calefacción por el tipo de combustible 

El combustible empleado es un factor importante para la instalación de una calefacción, por su coste, eficiencia y facilidad de manipulación.

Calefacción gas natural 

Se trata del sistema más cómodo, y con un coste más ajustado. Además, su funcionamiento resulta muy seguro. También hay que destacar que el gas natural es respetuoso con el medio ambiente.

Calefacción gasoil 

Es uno de los sistemas de calefacción con más poder calorífico, pero requiere de un depósito de combustible. Por lo tanto, solamente puede instalarse en casas unifamiliares. Además, el gasoil es un hidrocarburo derivado del petróleo. En consecuencia, se trata de una de las energías más contaminantes que podemos usar.

Calefacción eléctrica 

Una instalación de calefacción eléctrica es sumamente ineficiente y poco respetuosa con el medio ambiente  es muy limpia y funcional, pero es económica y fácil de instalar por lo que es una de las opciones más habituales. Eso sí, hay que tener en cuenta que representa un gasto superior a los otros  combustibles. Puede distribuirse a través de radiadores o acumuladores de calor que funcionan con una resistencia eléctrica.

Calefacción gas propano 

Se trata de una buena opción para aquellas localidades sin gas natural. Es muy eficiente y económico en comparación a otras fuentes de energía. Uno de sus puntos positivos es que se ofrece a granel y envasado. Incluso puede instalarse un depósito con canalización para abastecer a diferentes viviendas.

Calefacción gas butano  

El butano es eficaz para calentar y, además, tiene la ventaja de que solamente se paga lo que se consume. Por lo tanto, resulta uno de los sistemas de calefacción con un coste más ajustado.  Su inconveniente es que las bombonas se tienen que cambiar periódicamente, y para calefacción no suelen dar potencia suficiente como para alimentar una caldera, su uso está más orientado a aparatos de cocción y producción de ACS.   

Calefacción biomasa  

Esta es la alternativa considerada  ecológica para una instalación de calefacción. La biomasa es un combustible natural formado por  residuos orgánicos, sobre todo pellets, que tienen un gran poder calorífico. Las calderas de biomasa con más caras, pero el gasto en combustible es mucho algo menor.

Calefacción bomba de calor 

Este sistema de moda tiene una gran eficiencia energética, gracias a que es capaz de suministrar más energía que la usada en su funcionamiento. De todos modos, el calor creado no se reparte homogéneamente. Puede alimentar diferentes tipos de emisores de calefacción y además proporcionar aire acondicionado en verano, incluso producir ACS con un acumulador.

 

Sistemas de calefacción por el tipo de emisores 

Según el dispositivo que se usa para distribuir el calor, podemos optar por:

Calefacción suelo radiante 

Es uno de los  sistemas de calefacción más confortables, porque se extiende desde el suelo hacia arriba y ofrece una temperatura agradable uniforme. Resulta muy seguro interesante para casas con niños, porque la instalación va por debajo del suelo. ofrece un elevadísimo grado de confort sin corrientes de aire 

Radiadores 

Es la instalación de calefacción más habitual en España. El calor de la caldera se distribuye a través del agua de calefacción por todo el hogar y llega a los radiadores. Además, tiene la ventaja de ser escalable, y poderse ampliar con facilidad puede adaptarse a un edificio o una vivienda.

 

Sistemas de calefacción según el tipo de vivienda 

El tipo de La vivienda en la que debe instalarse condiciona también el tipo de calefacción por el que se opta.

Sistemas de calefacción para viviendas unifamiliares 

Todos los sistemas mencionados son válidos, por lo que hay que priorizar las necesidades específicas de cada usuario. Además, si la casa es grande puede necesitarse una recirculadora para distribuir bien el agua caliente.  Igualmente, si hay un jardín puede necesitarse soterrar una parte de la instalación.no procede hablando de calefacción 

Calefacción en comunidades de vecinos 

La instalación de calefacción central permite que todos los vecinos de una comunidad tengan suministro. Esto favorece un importante ahorro en el mantenimiento de  la instalación. Hay que tener en cuenta que el encendido y el apagado lo determina la  comunidad.

Sistemas de calefacción para negocios 

En este caso, hay que valorar las características del negocio para buscar la mejor opción. Así por ejemplo, los radiadores pueden ser un inconveniente en espacios en los que se mueva mucho público.

Elementos en el proceso de instalación de calefacción 

 Sea cual sea la instalación de calefacción convencional  elegida, dispondrá de estos elementos básicos:

  • Caldera, que calienta el agua para que se distribuya por todo el sistema. En la actualidad, la mayoría de las que se usan en agua caliente sanitaria son de condensación, por su gran eficiencia energética
  • Distribuidores. Se trata de todo el sistema de tubos que se instala en la vivienda para que el agua llegue a todos los radiadores.
  • Emisores de calor o radiadores, que están formados por diversos módulos y disponen de una llave reguladora y una de salida, para determinar el nivel de calor de una habitación.
  • Válvulas, que son las que rigen el caudal del agua y, por lo tanto, la energía calorífica que proporciona el sistema. Para seleccionar la adecuada para cada sistema, hay que tener en cuenta las tuberías instaladas.
  • El detentor, que es el dispositivo que regula el caudal del agua a la salida de cada radiador y, además, permite cerrar el flujo en caso de reparación o mantenimiento.

La importancia de las válvulas 

Las  válvulas termostáticas juegan un papel muy importante en los  sistemas de calefacción. Permiten que el usuario pueda regular la temperatura en cada habitación según sus necesidades y, por lo tanto, facilitan un ahorro de energía de alrededor del 15%.

En ARCO sabemos lo importante que es contar con válvulas de alta calidad para optimizar el sistema instalado. Por eso, incluimos en nuestro catálogo diversos modelos específicamente diseñados.

La gama TEIDE PLUS + cuenta con válvulas de accionamiento manual para instalaciones de calefacción bitubo. Dos juntas tóricas en el eje aseguran la estanqueidad exterior y su seguridad frente a posibles desgastes.

Por otro lado, las válvulas de la serie TEIDE TERMO PLUS termostáticas se utilizan en instalaciones individuales o colectivas de calefacción. Aseguran la estanqueidad interna por la combinación de una junta metálica con una de cierre. Además, disponen de una junta tórica en el eje para asegurar su estanqueidad exterior.Son de uso obligado en la mayoría de las dependencias (RITE) 

Finalmente, los detentores TEIDE PLUS + se usan para regular los circuitos bitubo. Disponen de una doble junta tórica y una junta antigoteo en el manguito para evitar goteos.

Todos estos dispositivos garantizan la optimización y la seguridad de una instalación de calefacción.

 Nuevo llamado a la acción