Wed17

Tipos de válvulas de control

Creado por Válvulas Arco en June 17, 2020 en Fontanería | 0 comentarios

Las válvulas de control de flujo son aquellas que permiten la regulación de un fluido.  En este artículo conoceremos los diferentes tipos de válvulas de control de flujo, que tienen numerosas aplicaciones en la industria para impedir que se produzca un exceso de caudal. Su uso en diferentes sectores está muy extendido, ya que pueden controlar variables como la presión, el caudal, la temperatura, el control adecuado de PH o el nivel.

Screenshot at Jun 22 16-09-54

¿Cuántos tipos de válvulas de control existen?

1. En función del número de salidas o vías

1.1 Válvulas de dos vías

Válvula de bola: De tamaño reducido, su mecanismo regulador interior tiene forma de esfera perforada. Se emplean para suspensiones y materiales fibrosos en sectores como la industria química, la industria del agua o la industria papelera. Permiten disponer, con escasa caída de la presión, de una alta capacidad de flujo.

Válvula de mariposa. Empleadas para líquidos en estado de baja presión, cuentan con un disco que se va desplazando sobre un eje. Ocupan poco espacio y se pueden manejar de manera rápida, ya que abren y cierran a ¼ de vuelta. No regulan, abren y cierran.

Válvula de asiento inclinado. Se activan de manera neumática y se utilizan para abrir o cerrar el paso. Son de acero inoxidable y una de las principales ventajas es que requieren poco mantenimiento, lo que hace que se alargue su vida útil. Como ocurre con las válvulas de bola, son de fácil instalación.

Válvulas de cono y asiento: Este tipo de válvulas están diseñadas para trabajar en el sentido del fluido que permita el levantamiento del cono. Este tipo de válvulas necesitan un actuador bastante grande con la finalidad de que el obturador cierre en contra de la presión diferencial del proceso, por lo que se utiliza cuando la presión del fluido es baja.

Válvulas de doble asiento: En estas válvulas los asientos están sometidos a dos fuerzas hidráulicas distintas. Se utilizan cuando la presión del fluido es muy alta. 

Válvulas de aguja: Regulan el fluido que transcurre por un circuito de forma segura y eficiente. Tiene mucha precisión y su diseño la convierte en ideal para proteger los delicados medidores de posibles daños a causa de los cambios repentinos producidos en la presión. Generalmente se aplican en sistemas hidráulicos de baja presión, procesamientos químicos y otros servicios de gas y líquidos. Aunque normalmente se fabrican en acero inoxidable, bronce, latón o aleaciones metálicas, el material debe escogerse al que mejor se adapte al servicio que requiere.

 

1.2 Válvulas de tres vías (calefacción y climatización)

Las válvulas de tres vías pueden ser de dos tipos según su función; mezcladoras, las cuales permiten combinar los fluidos con el fin de variar la temperatura y las diversoras que permiten desviar el flujo de un fluido. 

 

1.3 Válvulas de cuatro vías

Estas válvulas están diseñadas para regular la temperatura de una instalación de calefacción.

-Quizá te interese: Tipos de accionamiento de válvulas-

 

2. En función del accionamiento

El tipo de accionamiento también varía: manual, neumático, eléctrico, etc

2.1 Válvulas de accionamiento manual

En este caso, será necesaria la presencia de un operador cerca de la válvula, 

2.2 Válvulas de accionamiento eléctrico o electrónico

Las denominadas electroválvulas o válvulas de solenoide son aquellas que

permiten o cierran el paso de un fluido cuando están alimentadas por una

corriente eléctrica de ahí el nombre electroválvulas. 

Las electroválvulas pueden ser de dos tipos: 

Las que están normalmente cerradas, es decir, cuando nosotros intentamos que un fluido pase por su interior sin que estén alimentadas eléctricamente. La  válvula va a estar cerrada y va a impedir el paso de fluido cuando nosotros alimentamos (una bobina o solenoide hace que la válvula se abra y permite el paso del fluido).

El otro tipo de electroválvulas son las que están normalmente abiertas. Sin que reciban ningún tipo de corriente eléctrica la válvula permite el paso del fluido. Cuando nosotros alimentamos la electroválvula con una corriente eléctrica lo que hacemos es cerrar el paso del fluido a través de la misma. Cuando cesa esa alimentación la válvula se vuelve a abrir y vuelve a permitir el flujo del fluido a través del cuerpo de la válvula.

En ocasiones y teniendo en cuenta la complejidad de la instalación, se necesitará un número determinado de actuadores que permitan controlar el flujo de fluidos con la máxima fiabilidad.

2.3 Válvulas de accionamiento hidráulico o neumático

Las válvulas de accionamiento hidráulicos están comandadas por un piloto. Se forman mediante vías que interactúan dentro de la válvula. En la parte interna se compone de correderas, encargadas de hacer pasar los pilotajes y las presiones hacia las salidas.

La función de las correderas es hacer un movimiento hacia los lados para intercomunicar las vías. La comunicación entre una vía y la otra hace que se regule la presión del fluido así como el caudal.

Nuevo llamado a la acción