<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=1701237363411910&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

Energía solar térmica: qué es y cómo funciona

La energía solar térmica está basada en la captación del calor del sol para uso en instalaciones. Tanto la calefacción y el enfriamiento de una casa, así como el calentamiento del agua y la cocción de alimentos se pueden obtener recogiendo, almacenando y trasladando el calor del sol para el uso doméstico.


A pesar de que en ocasiones se produce cierta confusión en cuanto a los términos, la energía solar térmica difiere de la energía fotovoltaica, que se basa en la transformación en electrones y electricidad de una parte de la radiación electromagnética del sol.

Energía solar térmica, eficiencia y medioambiente


El uso de energía solar térmica es una de las formas más eficientes y económicas de aprovechar un recurso abundante, gratuito, renovable y disponible en el mismo punto de consumo. Esto último evita los costes de transporte que sí tienen que soportar otros tipos de energía. Su uso reduce el consumo de energía primaria y las emisiones de CO2 que sí implican otras fuentes de energía a las que sustituye, lo que se traduce en mayor eficiencia energética de edificios y empresas, pero también un menor impacto medioambiental.

El sector de la construcción, pero también el industrial y el agrícola, han aprovechado en los últimos años los avances en tecnología solar térmica. Esto se debe al gran desarrollo tecnológico de los últimos años y de la elevada fiabilidad de las instalaciones solares, lo que facilita una integración sencilla en edificios e industrias.

 

¿Qué componentes tiene una instalación de energía solar térmica?


Una instalación de energía solar térmica se compone de una serie de componentes imprescindibles para asegurar su buen funcionamiento:

  • Paneles solares. Estos dispositivos son los encargados tanto de recoger la radiación solar como de calentar el fluido caloportador que circula por ellos.
  • Circuito hidráulico. El agua que ha sido calentada por los paneles solares es transportada por este circuito cerrado. Se puede diferenciar entre circuitos de ida y circuitos de retorno.
  • Intercambiador de calor. Pueden ser externos al depósito (intercambiadores de placas), o interiores, a los que se denomina también interacumuladores. Mediante el intercambiador, el calor es transportado desde la instalación solar térmica hasta el agua. El circuito primario es el que conecta los paneles solares, mientras que el secundario comienza en el intercambiador y llega hasta el depósito en el que se acumula la energía solar.
  • Sistema de acumulación. Suele ser un depósito, y es el encargado de guardar la energía sobrante y que no se usa para que pueda ser aprovechada cuando sea necesario.
  • ‘Circulador’ o bomba de circuito solar primario. Es útil tanto para vencer las pérdidas de carga de los circuitos como para trasladar el fluido.
  • Sistema de apoyo auxiliar. Es un generador, como por ejemplo una caldera, que se emplea en situaciones de alta demanda de consumo o de baja radiación térmica.

 

¿Cómo se obtiene la máxima eficiencia?


Para obtener la máxima eficiencia con esta energía renovable pueden tomarse una serie de medidas, como programar una limpieza periódica de los paneles, de manera que se mantengan limpios el mayor tiempo posible.

Es conveniente asegurarse de los paneles se han instalado de la manera adecuada en cuanto a ubicación y ángulo, evitando las áreas de sombra. Por otro lado, debe revisarse periódicamente el estado de los paneles solares y reemplazar aquellos que estén deteriorados.

-Quizá te interese: Instalación solar: Componentes y válvulas para placas solares-


TAJO 2000 SOLAR, la solución de Válvulas ARCO


Válvulas ARCO cuenta con soluciones fabricadas para responder a necesidades técnicas concretas bajo los máximos estándares de calidad. Es el caso de las válvulas de la serie TAJO 2000 SOLAR. Estos dispositivos metálicos de obturador esférico y accionamiento manual están diseñados para instalaciones donde se requiera una válvula para trabajar con elevadas temperaturas. La TAJO 2000 SOLAR es una válvula desarrollada para instalaciones solares, que puede instalarse tanto en el primero como en el secundario, ya que es apta para estar en contacto con agua potable.

Tanto por su diseño como por sus materiales, las válvulas TAJO 2000 SOLAR son adecuadas para su uso en instalaciones solares, sistemas de distribución de agua caliente e instalaciones de calefacción. En general, son apropiadas para su uso en todas aquellas aplicaciones que requieran de una válvula capaz de cortar el suministro de un fluido, garantizando la estanqueidad.

Desarrollar que la diferencia de esta válvula frente a las convencionales es la resistencia a la temperatura elevada.


Nueva llamada a la acción

 

Noticias relacionadas

Sistemas antifraude para válvulas de bola en redes de agua y gas

La instalación de un sistema antifraude en una válvula de bola permite bloquearla en una posición...

Funciones y ventajas de las válvulas de empotrar en instalaciones profesionales

Una válvula de empotrar es un elemento puede ubicarse en cualquier instalación que discurra por el...

Válvula de seguridad: ¡Todo lo que debes saber!

La válvula de seguridad es un elemento indispensable en un gran número de instalaciones en las que...