Válvulas de Seguridad y Alivio: Qué es, funciones y características

Los sistemas que funcionan a presión, como las calderas o tuberías, están diseñados para soportarla a un cierto nivel. Si esta se incrementa, puede haber un riesgo de explosión, con consecuencias graves para las instalaciones y las  personas que se encuentran en el espacio donde se  localizan. El uso de válvulas de seguridad  garantiza la seguridad al  permitir que se descargue el fluido contenido y, por lo tanto, reducir el exceso de  presión.

Qué es una válvula de seguridad y alivio

Este tipo de válvulas está diseñado para evitar sobrepresiones en la instalación, evacuando el caudal necesario para mantener el elemento protegido. Se construyen con materiales adecuados para aguantar tanto la presión como la temperatura. También deben ser resistentes a los fenómenos de corrosión que pueda  originar el fluido contenido en el recipiente, como ocurre en la válvula de alivio para agua que se instala en muchas tuberías.

Además, el diseño de una válvula de alivio debe realizarse de manera que cualquier rotura de una de sus partes no pueda obstruir la total descarga del fluido contenido.

Cabecera-Blog-Chakray (2)

Qué tipos de válvulas de seguridad y alivio existen

Las válvulas de seguridad y alivio se dividen en 3 tipos, según como liberan la presión:

  1. Mecánicas. Consisten en un tapón que se abre cuando la presión interna es demasiado elevada y necesita liberar fluido por el escape. Cuando esto ha sucedido, vuelve a la posición original. Esto es posible gracias a que dispone de un resorte calibrado, que se ajusta para determinar el punto en que es necesario dejar ir el fluido.

En el caso de las válvulas de alivio para presión y temperatura, hay un mecanismo que permite su apertura cuando uno de estos elementos supera el umbral marcado

  1. Eléctricas. Este tipo de válvulas controlan la presión a través de un presostato que permite controlar los tiempos de disparo de una electroválvula a la presión que sea necesaria.
  2. Electrónicas. Estas válvulas de seguridad contienen un transductor que envía una señal a un control para decidir cuándo debe abrirse una electroválvula en función de la presión existente.

Igualmente, también es posible diferenciar estas válvulas según el modo en que se conectan al sistema en que van a instalarse. De esta manera, podemos encontrar en el mercado válvulas embridadas, roscadas o soldadas. Su elección dependerá, esencialmente, del material al que deben conectarse y del fluido que transcurrirá por ellas.

industrial

Características y funciones de una válvula de alivio de presión

Una válvula de alivio debe cumplir con las siguientes características para poder llevar a cabo su función de manera correcta:

  • Su presión nominal debe superar, al menos, en el 110% la máxima de servicio que tendrá el equipo en su interior
  • La temperatura límite de trabajo de las válvulas de seguridad debe ser mayor de la máxima que alcanzará el equipo en condiciones extremas de uso
  • Los cierres y vástagos deben tener una guía efectiva, para evitar problemas con su expansión y contracción, así como con la acumulación de grasas en el sistema
  • Las válvulas de seguridad y alivio deben tener una palanca de apertura manual para su descarga a una presión inferior a la de tarado, diseñada de manera que su peso no afecte al funcionamiento del mecanismo
  • Las válvulas deben tener un mecanismo de precinto para impedir una manipulación no autorizada del órgano de de regulación de la presión de tarado.
  • Es indispensable que una válvula de alivio de presión contenga toda la información necesaria de forma permanente para ayudar a su identificación

 

Funciones de las válvulas de seguridad

Este tipo de mecanismos puede encontrarse en todas las instalaciones que contengan fluidos con posibilidad de llegar a una presión excesiva, tanto en el ámbito doméstico como en el industrial.

En este sentido, podemos encontrar en nuestras casas elementos tan habituales como válvulas de seguridad para calderas y equivalentes, como una válvula de alivio para agua.  En el primer caso, uno de los principales objetivos es evitar que el agua llegue a una temperatura superior a la de ebullición y que produzca un vapor que aumente la presión de manera que pueda explotar.

En el caso de que esta se incremente porque el fluido encerrado tenga un aumento térmico excesivo, es indispensable que el  fluido vaya a un lugar exterior visible, para que puedan detectarse posibles problemas.

Finalmente, hay que tener en cuenta que estas válvulas son usadas también para controlar procesos que tienen lugar dentro de un mismo sistema. De esta manera, pueden conseguir que los fluidos lleguen a un punto concreto haciendo los cambios de presión oportunos.

En definitiva, podemos decir que las válvulas de seguridad, como las válvulas de seguridad para calderas, son un elemento indispensable en todos aquellos sistemas por los que circulen fluidos como gases o el agua. Su instalación es una garantía de que cualquier cambio en la presión no acabe originando una explosión con consecuencias muy negativas para la instalación.

Nuevo llamado a la acción

 

Noticias relacionadas

Válvula de seguridad: ¡Todo lo que debes saber!

La válvula de seguridad es un elemento indispensable en un gran número de instalaciones en las...

Pruebas en una instalación: Presión nominal y conceptos a aplicar

¿Qué vamos a ver en este post? ¿Qué es la presión? Presión dinámica y estática Presión absoluta...

Tipos de corrosión en tuberías y cómo podemos solucionarlos

¿Qué vamos a ver en este post? ¿Qué tipos de corrosión en tuberías pueden producirse? Corrosión...